Trucos de Maquillaje

17.07.2010 18:05

 

Combina la luz y tu maquillaje a la perfección…

Debes maquillarte a tono con el lugar al que vayas a ir. Por ello el maquillaje no puede ser el mismo de día que de noche debido a que los colores y tonos de nuestra piel cambian según el tipo de luz.

Primeramente piensa a qué tipo de luz vas a estar expuesta si será natural o artificial. Para sacarte el máximo partido tendrás que elegir (mientras te maquillas) una luz similar a la que vayas a estar expuesta allí donde vayas. La luz artificial admite mayor cantidad de maquillaje porque por potente que sea siempre es menos resplandeciente que la del día. Sin embargo de día y a la luz natural cualquier maquillaje que utilices se verá.
Maquillaje
A continuación elige tu maquillaje para cada ocasión. La luz artificial tiende a comerse el color porque no refleja con fidelidad la intensidad de los colores de su mismo tono. Con una luz artificial cálida deberás emplear un maquillaje del mismo tono que tu piel o un tono más, colores de labios fuertes y sombras de ojos de colores fríos (más intensas que en el maquillaje de día) y en el colorete evita los anaranjados.

Con luz artificial fría emplea un maquillaje del mismo tono que tu piel y acude siempre a los tonos cálidos para coloretes, labios y ojos.

Por último la luz natural del día reclama menos maquillaje y más naturalidad ya que ella no afecta tanto a los tonos de colores de tu piel. En invierno juega con los colores fríos y en verano con los colores cálidos.

A la hora de elegir un maquillaje deberás tener en cuenta:

1.- que no bloquee la luz exterior; que no disimule la luminosidad natural de tu piel; que deshidrate/engrase tu rostro o que te proporcione un aspecto demasiado artificial.

2.- que armonice con tu color de pelo, ojos, piel…; que disimule las líneas de expresión y corrija irregularidades; que suavice y minimice las sombras; y que te dé un aspecto radiante.